PALOMAS

Contemplar el ventanal se ha hecho costumbre.  Mi inentendible interés por las palomas el cual llevo hace ya varios años y últimamente de manera cada vez me intensa.on bichos de costumbres, confiados y rutinarios.
Sabes las veces que estuve a centímetros de que me rompan la parte de atrás del coche por frenar de golpe porque este bicho no se mueve.
Soy de esos que antes de pisar un bicho volanteo o freno y que sea lo que tenga que ser. Mira que tiene para salir volando si quiere pero el bicho no se mueve.
En la parada de diarios también, cuando arranco con el café y los bizcochos empiezan a bajar. Le tiras pan te comen pan, le tiras semillas te comen semillas, le tiras lo que le tiras van y lo comen. Recuerdo una vez en Lomas donde también hay palomas, no tantas , probé tirarle una pata de un pollo que quedo abandonada del ultimo asado y también se la comieron. Hasta el canibalismo practican.
El bailotear, ¿vos vistes cuando se ponen a bailotear?
Detenete un minuto.
¡¡¡Tiempo!!!
¡¡¡ Corte!!!
Cerra los ojos, concéntrate, hacelo pelicula en tu cabeza.
Ese bailotear desaforado, ridículo.
¿Me seguís?
Ese bailotear… Porque si no me seguís no podemos seguir con la película.
¿Estas?
Ok.
Imagino y estoy seguro que se trata de un acto por el cual el macho atrae a la hembra. ¿vos vistes como bailotean? A mi me traen algunos recuerdos pero en fin, debe ser mi cabeza. En el reino animal hay muchos de esos rituales.
El ventanal es fantástico para observarlas, me siento y las miro.
Recuerdo siempre una escena de una película, que no recuerdo cual era, donde el fulano dice algo así como las palomas siempre vuelven a su lugar.
Me vas a decir palomas mensajeras.
Ok tenes razón digamos que si te largo en el medio de la ruta vos también volves a tu hogar.
Pero acá no es lo mismo, acá todas las mañanas aparecen unas putas águilas que se las vienen a comer y de hecho se las comen…lo que se ve en el cielo es increíble. Esas putas águilas sobrevuelan hasta que una paloma se separa de las otras palomas y ahí perdió.
A pesar de este cotidiano e inminente peligro, convengamos que es solo cuestión de tiempo, vuelven.
Donde hay una, hay varias…se agrupan lo que hace que todas tengan una especie de piojillo en el cuello, bicho raro y singular.
También note que estas putas águilas bajan hasta una altura, por lo menos en este pulmón de manzana, prudencial. No obstante la paloma vuelve a su hogar.
Acá hay mas palomas que en Lomas de eso estoy seguro.
Un vez escuche “es mas boludo que una paloma” y ahí me empece a preguntar porque. Algunas conclusiones voy sacando.