Es el sobrino del rengo
Va, eso dice el y yo aveces le creo pero otras…
– Me esta boludeando. Si hasta el caminar le copia el marmota, me digo para dentro.
Los días de frió es jodido aguantarlo en la calle. Imagínate pleno julio y te cae este paspado a las 7 de la mañana haciendoce el rengo…no es fácil créeme.
El se da cuenta, si le estoy prestando atención, lo invito al café y seguimos con la historia sentados y protegidos de ese frió .
Un frió muy particular tiene Avenida Corrientes un invierno cualquiera.
El problema es cuando te viene con alguna historia no muy convincente o repetitiva, ahí, ya la cosa cambia. Ahí ya no te la remo tanto, hace frió imagínate.
Me tomo de punto es lo que me digo para adentro.
Claro vos te preguntaras quien carajo es el rengo y tenes razón.
El rengo es el ídolo de la manzana, la leyenda de una esquina o dos. Si vos tomas café en esa esquina es fundamental que sepas quien era el rengo.
Fue un boxeador de esos que le peleaba a Monzon. No se si le ganaba pero pelear le peleaba. Un día lo agarro un bondi cruzando Pueyrredon un día de lluvia, cuando Pueyrredon era empedrado.
Quedo rengo pobre pero por suerte este la puede contar . El asunto es que no pudo volver a pelear pero no obstante se volvió entrenador de los pies del club de box que esta ahí en Medrano.
Acá el que mas sabe del rengo es que el toma mas rico el café.
Si vos vas y contas una del rengo que nadie tenga, el café es mas rico.
A mi realmente quien es el rengo me importa un bledo pero bueno el café es mas rico.
Para muchos del café este marmota del sobrino es un farsante pero otros creen que es real. Un día todos dejaron de saludarlo, no le dan bola así que tengo que fumarmelo yo.
El rengo un día desapareció y muchos dicen que se fue para Europa y entreno a uno que fue campeón. Hay otros, unos pocos, dicen que cayo preso y otros que lo piso el tren pero la mayoría de los viejos se inclina por la de Europa, la del campeón, de manzana claro, pero campeón.
Yo tenia la antesala a ese suceso, los segundos antes que suceda el acontecimiento que hace a el rengo inmortal.
Con esto me gano un rico café de acá a fin de año.
Tenia la historia del rengo el día que tuvo el minuto mas largo de su vida.

-Te quedan cuatro minutos, le dijo “el rengo” faltando menos de diez segundos para que sus pies vuelvan a sentir el peso del cuerpo.
-Trata de protegerte y aguántalo y cuando vuelvas respira y hace de ese minuto el mas largo del mundo porque solamente te van a quedar dos minutos , continuo hasta que la campana aviso que ya no eran 4 minutos sino 3:59, 58, 57.
Las piernas rindieron y eso sorprendió a todos, al final el tipo se había preparado, las piernas no le bailaban, las piernas estaban firmes y duras.
“mas duro que kung fu” dijo “el gordo micky” una noche en el kiosco de Oscar.
Aguanto, se protegió y aguanto. Guardaba energía.
“El rengo” desde que se entero de la fecha del evento no paso un día sin avisarle el asunto de la energía.
Guarda la energía para los dos minutos finales, haceme caso decía.
La campana dio lugar al ultimo minuto. El ansiado ultimo minuto .
Ese minuto que debería ser lo mas eterno posible para recuperar toda la energía posible.
-Ahora respira, respira profundo, tomate todo el aire del mundo, le dijo el rengo
-Yo confío en vos yo estoy acá porque me trajeron tu piernas, ¿vos confías en mi? Pregunto y siguió …
-Ahora son dos minutos nada mas. Te quedan solo dos minutos para sacar toda esa energía que te vengo diciendo que guardes desde el día que me entere que ibas a estar acá.
El rengo le hablaba como le habla un padre a un hijo.
-Ese que esta ahí es el campeón y vaya que lo sabes…mira como te dejo…pero te quedan dos minutos y tus piernas están fuertes…quédate vació. Sacalo todo.
Lo eterno no es eterno y la campana sonó . El minuto mas largo del mundo lo dejo de ser y los próximos dos minutos ya no eran dos.
El rengo lo sabia muy bien, el de la otra punta era el campeón y al campeón lo tenes que tirar porque en las boletas te va a ganar siempre. Las piernas le aguantan bien…